Home / Países / América / Paraguay / Menonitas en el Paraguay, una historia de fe

Menonitas en el Paraguay, una historia de fe

Las comunidades menonitas se originaron en el norte de Alemania y en los Países Bajos durante la reforma protestante Luterana en el siglo XVI. Su nombre proviene de Menno Simons que era un sacerdote de la Iglesia Católica que organizó a anabaptistas perseguidos y cuyos seguidores fueron llamados “discípulos de Menno” y luego “Menonitas”.

museo Loma plata Paraguay Menno menonita
El museo de Menno (Loma Plata) posee buenas explicaciones y fotos que documentan su historia.

Eran un grupo muy perseguido en Europa por lo que emigraron a países que ofrecían una tolerancia mayor a sus tradiciones, principalmente Prusia (1530-1788) y Rusia (1789-1874). En 1780 la emperatriz Catalina II de Rusia invitó a los menonitas agricultores prusianos a inmigrar a cambio de tierras, la exención del servicio militar y la libertad para utilizar el alemán en la vida diaria y en sus escuelas.

En 1870 se introdujo el servicio militar obligatorio causando la emigración de alrededor de 18.000 menonitas a Estados Unidos y Canadá entre 1874 y 1876. Ante esta situación Rusia les devolvió los privilegios para no perder los agricultores que aún no se habían ido, quedando en el país aproximadamente 120.000. De todas formas, más tarde se vieron obligados a viajar a América del Norte con ayuda de las comunidades que allí vivían ya que la revolución comunista de 1917 provocó que perdieran las tierras y fueran perseguidos por su fe.

menonitas en paraguay
Las carretas que debieron cruzar el Chaco.

El gobierno canadiense les prometió libertad de educación, libertad religiosa, autonomía administrativa y autodeterminación. Pero poco después, aquellos que habían emigrado a Canadá tuvieron que volver a despedirse de las nuevas tierras que habían comprado. El gobierno estableció en 1919 una ley de uniformidad idiomática en las escuelas que les obligaba a enseñar a sus niños en inglés, perdiendo la tradición alemana. Al no lograr pactar una excepción, una expedición liderada por McRoberts salió en busca de nuevas tierras que les permitieran continuar con su estilo de enseñanza.

Primero intentaron conseguir tierras en Argentina pero no pudieron pactar la exoneración del servicio militar. Fred Engen, que en 1921 exploraba el chaco paraguayo, envió un telegrama a McRoberts desde Asunción diciéndole que había hallado “la tierra prometida”. El gobierno de Paraguay ofreció a los menonitas principalmente el libre ejercicio de sus tradiciones, libertad en la enseñanza, exención del servicio militar y la administración de sus propias herencias. Gracias a ello, a partir de 1926 llegaron 1745 menonitas a Puerto Casado, en el chaco. Allí 171 murieron por fiebre tifoidea, cerca del 10%, y 323 regresaron al ver el inhóspito paisaje.

historia de los menonitas en paraguay
Antes se vestían con ropa típica menonita. Hoy en día utilizan ropa como en cualquier otra ciudad, sólo que se cuida el pudor.

LOS COMIENZOS EN “EL INFIERNO”

La mayor parte debieron esperar 16 meses en Puerto Casado ya que los terrenos comprados no habían sido mensurados y el ferrocarril no llegaba hasta allí, como les habían dicho. Las tierras les fueron vendidas por Casado, un argentino dueño de gran parte del chaco cuya empresa extraía taninos de la zona que eran trasladados en un ferrocarril hasta el puerto y luego en barco.

el chaco paraguayo
El árbol donde pusieron la cruz para indicar que esas eran las tierras.
inmigración menonita en paraguay
La cruz menonita indicando la medición.

El 12 de febrero de 1927, una vez mensuradas las tierras, las primeras seis familias viajaron en tren hasta el km. 77, Pirisal, y luego 100 kilómetros más a campo traviesa en carretas y carros tirados por bueyes. Para apresurar la entrada, que llevó semanas, la Corporación Paraguaya entregó un tractor Caterpillar ayudando a superar las dificultades del camino.

menonitas en el chaco paraguay
El presidente paraguayo les dio la bienvenida.

Las primeras fincas se construyeron en terrenos sin caminos ni casas en lo que hoy en día se llama Colonia Menno. El clima les era completamente desconocido ya que venían de sitios fríos y la falta de agua potable se hacía sentir. Casi no existían lagos en sus tierras y de la mayor parte de los pozos que cavaban lograban sacar agua salada.

La fe les dio impulso para seguir a pesar de las dificultades y, además, muchos ya habían invertido todo su dinero en las tierras y no tenían ahorros para pagar un pasaje de regreso a Canadá. Toda la familia ayudaba en los quehaceres construyendo la casa, instrumentos como palas y hachas, desmalezando y cultivando.

menonitas en el chaco paraguayo
Las primeras casas.

Al comienzo la base de su sustento era la agricultura agrícola. Tuvieron que cambiar su tradición de cultivos de trigo por algodón, sorgo, tártago y maní. Con el tiempo lograron conseguir herramientas tiradas por caballos, arados con asiento, sembradoras y carpidores. Debido a las constantes sequías, las hormigas y las langostas, en los años 40 se dio impulso a la ganadería que anteriormente sólo producía leche para las colonias. En 1943 se fundó la primera estancia, Campo León. Poco a poco se comenzó a mejorar la calidad del ganado y a exportar. Durante los años 70 la agricultura de la zona se mecanizó, logrando con el paso del tiempo obtener la maquinaria que se utiliza hoy en día. Aquella zona, la chaqueña, que era llamada “el infierno” hoy en día los menonitas la llaman “el paraíso” con una sonrisa que se les escapa y brillo en los ojos.

qué ver en paraguay
Todos ayudaban en las tareas para poder progresar.
ganadería en paraguay
Las primeras estancias ganaderas.

HOY EN DÍA: EL GRAN CAMBIO

Apenas ingresas a Menno o Neuland te sentís más en un pueblo alemán que en una colonia menonita. Las impecables casas de ladrillos a la vista con sus canteros milimetrados cubiertos de flores europeas, bellas iglesias, enormes supermercados con productos importados y calles con carteles en alemán que te hacen sentir en otro país.

La calle principal se encuentra asfaltada en cada poblado pero las aledañas aún permanecen de tierra. Te sentás en uno de los bancos de la plaza y te sorprende la limpieza del pasto, los arbustos podados con forma de rectángulo y la cantidad de tachos de basura por metro cuadrado. Vez pasar a una señora rubia y esbelta en bicicleta, una pareja ya entrada en años caminan mientras conversan en alemán, varias camionetas y motos circulan por la calle y una familia nativa pasa a tu lado hablando un idioma que dista mucho del guaraní, de camino al supermercado. En pocos segundos te das cuenta que el este paraguayo poco tiene que ver con el oeste menonita.

qué hacer en paraguay
Todo prolijo por demás.
viajar a paraguay
Cada casa tiene flores en el frente y cada pueblo su plaza.

Quedan pocos menonitas tradicionalistas en Paraguay como los que uno se imagina: aquellos que no utilizan energía, ni autos y que circulan en carretas tiradas por animales. Una de las comunidades se llama Durango, pero no se encuentra en el chaco. Hace poco un chico los denunció porque le sacaron la radio y el celular. Los poblados del chaco distan mucho de Durango. Utilizan autos, motos y maquinaria moderna, energía e incluso son las áreas con más conexión wi-fi que vi en todo el país.

visitar paraguay
Todos los carteles están en alemán y español.

Si bien siguen los conceptos generales menonitas, especificados en un apartado debajo, cada familia interpreta la biblia con algunas diferencias. Hay quien es más riguroso y quien es más liberal. Por ejemplo, en la actualidad muchos aceptan los métodos anticonceptivos, desde los más simples hasta la vasectomía.

Incluso la vida familiar cambió radicalmente añadiendo más actividades sociales, reformas en la educación con un programa adaptado a las exigencias del Ministerio de Educación y Cultura, formación terciaria y universitaria en diversas profesiones y la posibilidad de trasladarse a otras ciudades del mundo para recibir una adecuada preparación académica. Una de las preguntas que realicé, basada en una profunda ignorancia de sus costumbres, fue si podían vacacionar en cualquier parte o sólo en colonias menonitas. La persona que me respondió me contó que se estaba yendo a Río de Janeiro con la familia.

turismo en paraguay
Tanto Loma Plata como Neuland y Filadelfia tienen su museo.

Me sorprendió la forma de organización de la sociedad en base a cooperativas. La colonia Menno consta de la Sociedad Civil Chortitzer Komitee, fundada en 1936, y la Sociedad Cooperativa Colonizadora Chortitzer Komitee, fundada en 1961. En cuanto a las propiedades tienen el mismo sistema que en Londres donde todas las tierras son de la reina y cuando comprás una casa sólo la venden por cierta cantidad de años, cumplido el plazo retorna a la corona. En este caso pertenecen a la cooperativa y luego a algún miembro en particular. Si tenés una casa sólo podés venderla a otro miembro de la cooperativa a menos que sus miembros aprueben la venta a un tercero.

Además, se continúa con el sistema de trabajo “todos para uno, uno para todos”. Cada persona dona un porcentaje de sus ganancias para la comunidad que se utiliza en mejorar los hospitales, las escuelas y otros lugares de uso común así el individuo en cuestión no los utilice (parecido a cualquier gobierno solo que sí se ven los resultados). Tanto el hospital como las escuelas que utiliza la mayor parte de la población son privados pero tienen un descuento importante al contribuir. El seguro de salud cubre el 70% de los gastos a menos que se gaste más que 2,5 sueldos, en cuyo caso cubre el 100%.

alemán en paraguay
Uno de los cementerios donde se ven los apellidos europeos.

Mientras que la región chaqueña posee alrededor del 3,5% de la población, las colonias menonitas, según una contadora de la región (no logré encontrar estadísticas así que queda a comprobar), pagan más impuestos al estado que Asunción y Ciudad del Este. Aquí el sueldo promedio per cápita asciende aproximadamente a 4’100 USD. Cuando me enteré de esto y con lo que amo el campo me surgió la idea de venirme a vivir aquí si alguna vez dejo de viajar.

El primer inconveniente que me imaginé es el transporte. En la zona es muy común utilizar taxis aéreos que estacionan en las chacras sobre terrenos preparados para ello. Un recorrido de aproximadamente 300 kilómetros cuesta aproximadamente 700 USD (no sé si es ida y vuelta o sólo ida). Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, las víboras cascabeles abundan y el hospital se encuentra en la ciudad mientras que la mayor parte de los ganaderos están a varios kilómetros. Pero estimo que hay gente que los utiliza también para asuntos menos urgentes.

viajar por paraguay
Aquí aún utilizan los fardos redondos en vez de cuadrados.

Uno de los problemas centrales hoy en día sigue siendo el agua potable tanto para el consumo de las viviendas como para la ganadería y la agricultura. El hospital de Menno es uno de los pocos lugares con pozo de agua dulce. La mayor parte de los habitantes utilizan sistemas de recolección de agua de lluvia. Cuando vas a un hotel todo funciona de forma regular y lo más probable es que no te enteres de que te duchás con agua de lluvia, pero si observás bien en la colonia se intenta no derrochar este recurso.

El ganado y los cultivos sobreviven las repetidas sequías de la zona de la misma forma. A lo largo de la ruta se ven pequeñas lagunas con formas demasiado geométricas para ser naturales y una montaña de tierra a su lado. Se utilizan para recolectar agua de lluvia y que el ganado pueda abastecerse. Las montañas de tierra en realidad son otra laguna de reserva que tiene un sistema por el cual le pasa agua a la que se encuentra al nivel del suelo cuando ésta se vacía. Ambas retienen el agua sólo mediante un proceso de compresión de la tierra, no poseen materiales procesados.

En la actualidad los productos lácteos menonitas, cuya marca más conocida es Trébol, como la manteca, el queso, la leche larga vida, el yogurt, la crema de leche, el dulce de leche y la leche sachet, cubren gran parte del consumo de lácteos del país. El cambio social, económico y vivencial que tuvo la comunidad desde 1927 es enorme. En menos de 90 años pasaron de vivir en un terreno inhóspito a encabezar el mercado de productos ganaderos.

historia de paraguay
Cada rincón recuerda su historia.

RELACIÓN CON LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

Según los menonitas, cuando arribaron al chaco había 300 nativos nómades Enlhet en las inmediaciones de sus asentamientos. Los menonitas estaban contentos con ellos porque eran muy buenos en la limpieza de los campos. En 1952 se inició el trabajo misionero en la zona de Paratodo con una escuela bajo cielo abierto enseñando lectura, escritura y el idioma de la otra cultura. En 1955 se inició el trabajo con los indígenas en Loma plata, en 1957 en Pozo Amarillo y en 1959 en Nueva Vida. El primer bautismo de Enlhet en Menno se realizó el 5 de octubre de 1957 en Paratodo, donde fueron bautizadas 34 personas.

pueblos originarios chaco paraguayo
Fotos del museo de los nativos, 87 años atrás.

Hoy en día los Enlhet ya están asentados y trabajan en los pueblos de la zona o en el campo aunque tienen sus propias tierras para vivir en comunidad. A los menonitas casi no se los ve pero los nativos suelen trabajar en plazas y establecimientos, ir a realizar compras o caminar por las calles.

pueblos originarios el chaco paraguay
Muchos menonitas utilizan bicicletas pero también abundan las camionetas blancas.

Donde más se aprecia la interacción diaria es en el supermercado central donde familias de ambas comunidades compran los víveres. Los nativos luego salen a esperar el “colectivo”. Para nuestra sorpresa se trata de un camión que los lleva de ida y vuelta.

guaraníes el chaco paraguay
Subiendo al transporte para volver a casa desde el supermercado.

Preguntamos sobre los salarios y nos dijeron que se paga al menos el mínimo establecido por el gobierno, cosa que no se respeta en todas las zonas de Paraguay. Según los menonitas la relación es buena. Que viven de forma pacífica no me quedó dudas pero no pudimos preguntarles demasiado a los nativos porque hablan muy poco español, tienen su propio idioma y hablan un poco de alemán. Me hizo falta tiempo y entender su idioma. Además de observar la vida diaria y escuchar lo que piensan los menonitas me hubiera gustado poder hablar con ellos que quizás tienen otro punto de vista. Me quedé con muchas preguntas sin respuesta.

alemania en paraguay
De compras.
precios del chaco paraguay
Nos sorprendimos con la cantidad de cosas importadas que no se consiguen en el resto del país. Los precios carísimos.

Creo que el gran mal fue la toma de tierras por parte de Casado (el argentino) que por lo que entendí no fue del todo legal ya que las tierras no estaban medidas. Hoy en día, según me contaron paraguayos, los nativos tienen educación aunque de calidad menor que la de sus vecinos. Muchos llegaron a la universidad. Según un amigo los menonitas no tienen problemas con los Enlhet pero no se esfuerzan con las personas que pertenecen a la etnia guaraní ya que no ven un esfuerzo del otro lado en retribución a la ayuda que se brinda.

No pude comprobar nada de todo esto, pero tanto menonitas como paraguayos me dijeron más o menos lo mismo. Si está bien o no inculcarles otra forma de vivir y otra religión es una discusión que me llevaría varios días y así y todo sólo me quedaría con una opinión sesgada.

pueblos originarios de paraguay
Esperando el camión.
pueblos originarios de el chaco paraguay
¡Que linda familia!

CREENCIAS MENONITAS

Las comunidades menonitas se caracterizan por ser pacifistas y negarse a participar en el servicio militar, utilizar armas o ejercer violencia de cualquier tipo. Algunos sólo aceptan cinco sacramentos (bautismo, matrimonio, orden sagrada, unción de los enfermos y confirmación) mientras que otros cuatro, dos (bautismo y matrimonio) o incluso sólo el bautismo. Utilizan la misma biblia que los protestantes luteranos que posee menos libros (66). No aceptan a la Virgen María ni a los santos, no aprueban imágenes en sus templos siguiendo literalmente el éxodo 20,4 y rechazan la autoridad del Papa.

Para ellos debe haber una separación estricta entre iglesia y estado. Creen que sólo es necesario tener fe para salvarse y realizan el bautismo en base a su fe en Jesucristo. Por lo que leí, no tienen una doctrina unificada sino que cada grupo enseña distintas formas de interpretar la biblia aunque siempre basadas en los preceptos que nombre anteriormente. Lo que más me sorprendió es que profesan amor incondicional al enemigo, pacifismo y niegan tanto el uso de las armas como el militarismo. Incluso cuando se desató la guerra del Chaco entre Paraguay y Bolivia, corriendo peligro su vida, no se defendieron con armas… aunque sí ayudaron con provisiones y logística al ejército paraguayo.

iglesia menonita paraguay
Una de las iglesias de la zona.

DÓNDE ALOJARSE Y COMER

El hotel más lujoso es el Loma Plata Inn Hotel. Personalmente les recomiendo el Hotel Algarrobo que queda también a pocas cuadras del centro de Loma Plata en la colonia Menno. Cuenta con habitaciones individuales, dobles, triples y cuádruples con baño privado, televisión con cable, frigobar y wi-fi. El desayuno y el uso de la piscina están incluidos en los precios. El hotel se encuentra tan limpio que incluso nos animamos por primera vez a caminar descalzas en el baño y la habitación.

Pero todo esto no es la razón por lo que lo recomiendo, sino el simpático gerente: Kevin. Si te encontrás visitando la colonia posiblemente quieras saber más sobre las costumbres de la gente y te surjan muchas preguntas. Kevin se mostró siempre abierto a aclarar nuestras dudas por más ridículas que parecieran. Nos sorprendió el grado de sinceridad que tiene, incluso para resaltar las cosas que podrían mejorar como comunidad. Con él se puede conversar sin tapujos mientras se conserven los modales, lo que facilitó mucho adquirir un poco más de conocimiento de su cultura en poco tiempo. Para realizar reservas podés comunicarte al 0983 286 963, 0492 252 353 o por mail a kevin.kehler@hotmail.com.

En Loma Plata hay muchos restaurantes con comida europea, no hace faltar caminar demasiado. Si se quiere comida económica, dentro del supermercado de la cooperativa venden para llevar. Sino, alrededor de las 8 PM aparecen los puestos de comida paraguaya hacia el final del poblado.

hotel en el chaco paraguay
Kevin con su mate.
hotel en loma plata paraguay
Las instalaciones.

CÓMO LLEGAR: LA RUTA TRANSCHACO

La ruta que conecta los pueblos menonitas con el este del país es la #9, conocida como Transchaco aunque su denominación oficial es “Dr. Carlos Antonio López”. Nace en Asunción y termina en la frontera con Bolivia. Consta de tres peajes en los que se debe pagar 10’000 guaraníes cada vez (km 20, km 49 y km 270). Desde Loma Plata a Asunción pagamos uno solo. Los peajes se pagan por lo general en una sola circulación quedando la otra libre.

ruta transchaco paraguay
Foto que no podía faltar.

Hay que tener mucho cuidado entre Río Verde y Tte. Irala Fernández (km 335 y km 410) ya que la ruta se encuentra en un estado deplorable. Los pozos en el pavimento son muy profundos y abruptos. Muchos los llaman “cráteres” intentando ejemplificar la gravedad del asunto. Asimismo, se encuentran rocas grandes acumuladas en distintas partes. Ninguno de ambos peligros son divisibles a una distancia conveniente para un frenado cauteloso. Es recomendable circular a menos de 40 km/h. A partir de este tramo la ruta se encuentra en buen estado.

ruta transchaco carretera paraguay
¡Hasta el próximo post!
Este artículo fue redactado en base a lo aprendido en el museo de Loma Plata, las conversaciones con el gerente del Hotel Algarrobo, conversaciones con paraguayos, la página de la Cooperativa Chortitzer, Wikipedia y observaciones personales. 
*Este es un post patrocinado.

Check Also

Consejos para hacer uso responsable del agua

El agua es fundamental para la supervivencia de todos los seres pero sin embargo la …

10 comments

  1. Me encantó la nota. Esperamos más!!!!

  2. Muy completo Guada el informe Menonita!!! Aquí en La Pampa tenemos una colonia en la localidad de Guatrache, donde se puede ver y adquirir diferentes productos de fabricación artesanal.!!! Es un mundo aparte donde aún se puede ver cierta inocencia, reflejada en los juegos y las acciones de los niños, muy difil de ver en nuestro mundo moderno. Vale la pena ir a conocerlos y tratar de hablar con ellos. Uno de ellos me dio que le gustaban mucho las motos pero estaban prohibidas… Me apeno saberlo pero, como vos contas en tu informe, cada colonia tiene diferente interpretación de las costumbres (que desde los colores de la vestimenta, hasta el uso de radios y demás tecnologías).

    • Tal cual, también tienen cosas negativas que se dan porque hay mucho encubrimiento por un tema de vergüenza colectiva o de religión. Pero a nosotras nos trataron muy bien y no pudimos ahondar mucho en eso. También cosas malas hay en todas partes. Pudimos vivir las positivas.

    • adriana juraic

      siii rodolfo yo tambien conoci la colonia menonita en la pampa… es un lugar diferente !!!

  3. adriana juraic

    holaaa excelente todo lo que describistes en este viaje a paises limitrofes, cuando aprendo dia a dia con tus aventuras, exploraciones y buenisimas las fotografias.
    saludos jadranka juraic

    • Hola de nuevo Adriana! Gracias! La idea es poder llevarlos un poquito conmigo de viaje y también que descubramos nuevos lugares que a veces no son promocionados y que quizás a alguien le interesa conocer. Las culturas de otros países son tan interesantes y nos enseñan tanto! 🙂 La diversidad es hermosa. Un abrazo grande!

  4. adriana juraic

    hola con respecto a las colonias Menonitas, yo tuve oportunidad de conocer la colonia en la Pampa de Guatrache, muy cerrados, fuiimos un contingente con una guia local. las niñas una preciosura. que lindo fue ese viaje no convencional y digo de esa manera porque no son promocionados por agencias de turismo. sigan viajandp!!!!!!!!!!!!

  5. Aquí cerca a donde vivo (Usa), hay menonitas, es muy común cruzarte con ellos en la autopista, ellos van siempre en carruajes tirados por caballos, es bastante pintoresco, como una escena suspendida en el tiempo. Quizás esto no venga al caso pero mientras leía tu relato se me vino a la mente también, el pueblo Pozuzo que está en la selva del Perú, en el pasado fue una colonia austro alemana. Nos vemos buen viaje Catalina 🙂

    • Que lindos datos Sharon!!! 🙂 No sabía sino me hubieran dado ganas de ir. A USA voy, ojalá haya alguna colonia de los menonitas de carretas que no pude verlos en Paraguay. Un abrazo grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.