La otra

Cuando me dices que necesitas un tiempo a solas, pero besas a la Macarena como si fuera tu musa. Cuando me invitas un fin de semana en Albacete y el caga y vete queda en coge y vete. Cuando me enseñas los pájaros en tu cabeza, me besas entre cañas y claras, y me dices que me quieres cerca, pero te quieres lejos. Cuando ponemos el mejor polvo en el estante más alto, me agarras la mano, me regalas tu almohada cargada de sueños pero te vas a un pueblo con otra… Cuando eres así, confundes y dañas.

A veces me siento sola, porque la libertad y la soledad son fáciles de confundir. Pero me doy cuenta que es libertad porque, aunque tu amor de a ratos haga mal, hay cosas que no cedo. Porque me quiero.

Y si tú no me quieres yo me quiero doble. Y si tú me besas y me coges, yo me toco el triple. Y si tú me enseñas parte del mundo, yo lo recorro entero y me beso y me quiero… Porque hay cosas que no cedo.

Porque, cuando me dices que necesitas tiempo a solas pero tienes doble compañía, cuando mientes y ocultas y me haces tu cómplice, cuando no amas, no cierras la puerta y no respetas mi casa: vete.

Hay cosas que no cedo, no nací para ser la otra. Que la otra sea la otra en su ignorancia y que tú te vuelvas bueno y que la vida brille e ilumine tus confusiones natas y que soñemos y rodemos y soñemos. Pero a mí no me cedo.

Te quedas sin mi y sin el polvo de ilusiones ni la macarena tan dulce ni las escaleras a la luna ni el te cojo ni el me coges. Evidentemente también sin cojones.

Yo me quedo sin el polvo de ilusiones ni la sensación de ti mordiendo la macarena tan dulce ni las escaleras al cielo ni el te cojo ni el me coges. Pero me quedo conmigo, con el mundo girando y las ilusiones al vuelo. Me quedo conmigo y con esta sonrisa que siempre fue mía para iluminar el camino.

Que la otra sea la otra, que yo seré yo.

Vale, lo escribí en un momento que estaba encabronada con alguien. Ahora todo está bien, se me fue el enojo y seguí mi camino sola. Pero me encanta este escrito. Me encanta tanto como para compartirlo. Ya me contarás si te gustó también.

Check Also

Qué es, origen y significado de la wiphala

Qué es y origen de la wiphala Paseando por el norte argentino un chico europeo …

17 comments

  1. Ramon Espinosa

    Ostias!!! Espectacular!! Ojalá hubiera sabido expresar así un sentimiento. Por qué será que sin llegar a serlo del todo siento la soledad del viajero!!

  2. Muy lindo Guada, felicitaciones!

  3. Te sigo en silencio, como sigo a Charly o a Pablito, nunca posteo porque siento que es como romper esa intimidad inexistente, ustedes son mis amigos pero no me conocen, me recuerdan que es posible vivir de manera diferente a la común de 9 a 17, pero es que me ha encantado este post tan personal y tenía que decírtelo.
    Está de puta madre, cojonudo.

    • ¡Hola Christian! 🙂 ¿Amigo invisible? Amé lo que pusiste y merece una respuesta de más de una línea. Gracias por estar presente, aunque no nos enteremos. Abrazo grande y buenos vientos.

  4. Guada, sigo tus artículos y comentarios porque me gusta tu estilo de escribir y de vivir, y en cierto modo por envidia, me gusta viajar en moto pero no puedo permitirme viajes de más de dos o tres semanas (trabajo, hijos, hipotecas…).
    Bueno mucho ánimo con todo, con tus vivencias las buenas y las malas, sin lo uno no existiría lo otro, y viceversa…
    Me ha gustado tu escrito sobre La otra, por tu sinceridad, y también por que me he sentido algo identificado.
    Lo dicho, un abrazote aquí desde el norte de España y ánimo con todo!!
    Javier

    • Hola Javier, ojalá no sea identificado porque en el presente seas el otro sino por todo ese amor y respeto a uno mismo. 🙂 ¡Abrazo enorme y muchas gracias! Y 3 semanas está muy bien. Ojalá sean dos veces al año.

  5. Me gusta, transmite tus sensaciones, sincero, crudo, te creo
    No me gusta, no te lo deseo, quiero verte alegre y feliz

    Bueno que sea parte del pasado, que sea una enseñanza, ojalá no te toque y vuelvas con todo ese positivismo a vivir lo que se presente

    • 🙂 Fue una linda vivencia que la viviría de nuevo… No por masoquista sino por el amigo que quedó, por las charlas, el aprendizaje y este texto que amo. Gracias por los buenos deseos Alvaro, ¡que tengas un feliz año tú también!

  6. Marcos González

    Está bueno!!! y son las palabras justas y sanadoras que uno debe decirse de tanto en tanto.

  7. No te merecia!!
    este texto sale del corazón, que bueno!
    Mucho animo

  8. Rogelio Velarde

    Me gusto mucho Guada. Pense que era un poema que habias encontrado en tus viajes, pero no. «Si tu no me quieres,yo me quiero el doble.» Que bien Guada. Saludos.

    • 🙂 En general subo cosas mías por acá. Tengo un IG y un Youtube que se llaman La Biblioteca de Guada donde suelo subir frases de libros que me gustan mucho. ¡Abrazos Rogelio!

  9. me encanta tu entereza y la carta. Esta bueno escribir, es un testigo inalterable de lo vivido. Esta ahi para recordar cuando olvidamos y para olvidar tranquilamente porque tenemos una fuente de nuestra historia sea para evitar, para esquivar o repetir. El amor debiera ser abnegado, es un estado sutil y mágico, pero muchas veces el egoísmo lo destiñe y ya deja de ser. Alguien me dijo una vez (y me llevo años entenderlo), «si vos no estas bien no puedes hacer bien a nadie», creo que de eso se trata esta carta, de buscarse estar bien, y recuerda que la vida también es un camino, y si te has caído, ya vendrán mejores rutas. Abrazo y hombro ignoto a la distancia. Gracias por compartir.

    • 🙂 Mucha sabiduría. No podría haberlo dicho mejor. Sí, si uno no está bien mejor aislarse hasta estar bien es mi lema (aunque quizás no tan sabio). No se puede hacer bien si se está mal y cuanto bien hacemos solamente estando bien… Gracias por tus palabras, hace bien recordarlo. Abrazo enorme donde quieras que estés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.