Home / Para Antes de Salir / Guía practica de Regateo en viaje

Guía practica de Regateo en viaje

En muchos países del mundo se utiliza el regateo, así sea en una feria, en un local o en un mercado. A continuación te comparto algunos tips para poder practicar y conseguir buenas ofertas:

  • Infórmate de los precios antes de viajar al país, para tener un punto de comparación. Por ejemplo, si un par de zapatos de cuero me salen X, unas sandalias de símil cuero no pueden salir lo mismo.
  • Pensar cuánto estás dispuesto a pagar y cuánto crees que vale antes de comenzar a regatear. Es un ejercicio interno para saber el límite de  uno y no dejarse intimidar.
  • Siempre pregunta en varios lugares antes de decidir.
  • Sólo regatea si estás dispuesto a comprar algo; si no, sólo pregunta el precio y di que  no estás interesado. Regatear sabiendo que no quieres comprar está muy mal visto. Recuerda que el vendedor está trabajando y vive de eso. Podría usar ese tiempo con alguien realmente interesado.
  • Primero pregunta el precio de otra cosa que sabes que es un poco más cara que la que quieres. Esto hace pensar que es tu segunda opción y quizás no te guste tanto como para pagar de más.
  • Ofrece la mitad o incluso un 30%, y luego empieza el juego del “tira y afloje” hasta que llegues a algo conveniente para ambas partes.
  • El vendedor tiene un chip de lectura de extranjeros incorporado. Te ve y por tu forma de vestirte, tus movimientos, etc. estima de que país eres, que estilo de viaje estás haciendo y cuánto puede cobrarte. No te dejes intimidar. En caso de que te quiera cobrar un precio alto y tú no quieras comprárselo dile que lo viste más barato en otro lugar.
  • Nunca le creas a un vendedor, son actores de nacimiento. En Cuba me sirvió muchísimo explicarles que estaba viviendo a peso cubano, se sorprendían muchísimo y cambiaban radicalmente el precio. Cuando fui había dos monedas, el peso cubano que era la moneda que usaba la gente nativa y el CUC con valor similar al dólar para turistas. Con pesos cubanos sólo podías comprar comida subvencionada o cosas de menor calidad. Para ellos si vivías a peso cubano dejabas de ser turista. Moraleja: llorar un poco nunca está de más. Incluso en algunos países el vendedor te va a contar todas sus desgracias.
  • Desconfía de todo el que quiera apurarte. Mi intuición siempre me dice que lo más probable es que te esté engañando.
  • Si te parece que te están cobrando de más, vete. Es muy probable que el vendedor te persiga y te ofrezca un nuevo precio. Es una técnica muy usada.
  • Si quieres comprar más de una unidad, primero regatea por uno y luego pide un descuento por cantidad.
  • Es importante nunca faltarle el respeto. Si dices que un producto es de mala calidad o que te están tratando de engañar lo más probable es que el vendedor se ofenda y no acceda a venderte; incluso si ofreces el doble. También ten cuidado con ofender su cultura, infórmate bien que cosas están mal vistas antes de empezar el viaje.
  • Si eres mujer y estás acompañada por un hombre, puede suceder que tú le hables al vendedor y él le conteste a tu compañero. A mi me pasó en Jerusalén y en Jordania. No lo sientas como una falta de respeto, generalmente depende de las costumbres religiosas. Puedes regatear lo más bien aunque no te miren a los ojos.

Recuerdo muy bien dos experiencias diferentes. La primera en Cuba. Me querían cobrar dos dólares por un carrito de juguete artesanal. Regateé y como me seguían ofreciendo un precio caro. Me fui. Al final el vendedor me persiguió y terminé pagando un dólar por dos unidades. Así y todo sabía que era un buen precio incluso para el vendedor dado que yo viajaba viviendo a moneda local y conocía bien los costos del país.

La segunda es más general. Fue en Israel y en Jordania. En ambos lugares hay comunidad musulmana. Nunca me había pasado que mi argentinidad no surtiera efecto. Tienen una forma de regatear que si no tienes práctica es posible que no obtengas un buen precio y lo pagues igual. Tres cuadras más tarde te darás cuenta de ello. Fue lo que me pasó a mí. Era como ir a una escuela intensiva de regateo. Casi todo lo que sé lo aprendí gracias a un vendedor en Jerusalén. Le había comprado dos chalinas y al finalizar el trato le pedí consejos para regatear. Le resulto divertida la idea y los siguientes 20 minutos los dedico a darme tips. Espero haberlos ayudado como lo hizo él. Si tienes nuevas ideas puedes compartirlas a través de los comentarios.

Check Also

Consejos para hacer uso responsable del agua

El agua es fundamental para la supervivencia de todos los seres pero sin embargo la …

4 comments

  1. Sos una genia. Aguante el acento neutro!

  2. En Camboya empecé con 1 remera = U$7.

    No me parecía caro, si hubiese empezado el viaje en ese momento, seguramente la habría comprado.
    Pero ya tenía 2 meses de Asia en mi espalda, terminé comprando 6 remeras x U$5 y quedé como un campeón con mis amigos en Baires jejeje

    • Jajaja! Y si… A mi me pasó de comprar en Cuba cosas por USD 2 cuando podría haberlas conseguido por USD 0.5. Después de un par de días le agarre la mano y ya los que negociaban se reían porque les sacaba todo barato. Igual 6 remeras por USD 5… dejé de comprarme ropa hasta China! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.