Home / Reflexiones, Poemas y Algo Más / Reflexiones en viaje / El miedo del Ser Humano está en el futuro

El miedo del Ser Humano está en el futuro

Es un título un poco grande para hablar de experiencias personales pero nuevamente creo que es algo que compartimos, sobre todo en tiempos modernos. ¿Por qué sobre todo? Porque en occidente ya no vivimos con un sentido de comunidad, de cuidar del otro sea o no familia. Quizás no concuerdes con esto. Quizás sea solo un pensamiento de hija única, de ciudad, capitalina. Luego me dirás.

Duchándome, un día cualquiera como hoy, tuve una epifanía. Descubrí por qué estuve últimamente tan combativa y con un malestar interno que no lograba sanar. Angustia. ¿Pero qué la ocasionaba? Miedo. Y el miedo, si lo analizaba a fondo, venía por tener la cabeza en el futuro. Si viviera el aquí y ahora, mientras me tomo un café, escribo en mi computadora y me preparo para irme a caminar, estaría bien. Pero el aquí y ahora se ven afectados por un montón de miedos que tienen que ver con el futuro y que son detonados por cosas en el ahora.

China balanza

¿Miedo a qué? Son miedos básicos, casi instintivos. El primero es el miedo a quedarme sin dinero. Detrás está el miedo a no tener techo, no poder darme de comer y, sobre todo, miedo a no tener salud. Recientemente cancelé mi obra social y me quedé sin acceso a la medicina privada. Ahora tengo que ir a un hospital público. Después de dos semanas, aún no logro obtener un turno y terminar de realizar los análisis pertinentes. Sin embargo, ¡hay tanta gente que va a hospitales públicos!

Miedo. Miedo a no poder proveer. En definitiva, miedo a sufrir a través del cuerpo por una inestabilidad financiera. Me imagino la carga que llevan aquellos que se sienten responsables por otro. El miedo se puede multiplicar y la necesidad mental de proveer también. En mi caso, al ser hija única, sufro por adelantado la incertidumbre de si podré ayudar a mis padres, en caso de que lo necesiten. Miedo bastante infundado en el presente, pero no dentro de mi lógica y cálculos futuristas.

El segundo miedo que tengo es a la vejez. No a la vejez en sí, sino a que me pase algo o necesite asistencia. No poder sola y no tener a nadie. ¿Quién me va a cuidar? ¿Con qué dinero? Pero sobre todo quién. Mi miedo a que se mueran mis padres tiene que ver con que no quiero que sufran, pero también con esto. Muchas veces se disipa teniendo hijos (¿es así?). Pero en mi caso no tengo y no creo que vaya a tener. Me pregunto si mi mamá también tiene este miedo. O el miedo a depender de alguien, de si esa persona querrá asumirlo y de si podrá. O el miedo a sentirse una carga, sea o no real porque eso depende de la perspectiva del otro más que de uno.

Ambos son miedos que antes de los treinta no sentía y de repente se agregaron a la ecuación. El de no poder auto proveerme de salud, acceso a médicos, techo y comida. El de no poder proveer eso mismo a los que quiero en caso de que lo necesiten. El de qué pasará cuando yo no pueda proveérmelos más en la vejez. Miedos que quizás no tienen aquellos que viven en comunidades grandes donde todos cuidan los unos de los otros. Comunidades y culturas que viven así, hay muchas alrededor del mundo.

También miedos que quizás no tienen comunidades enfocadas en la meditación y en pensar sobre la impermanencia. Si pensamos que todo es efímero y cambiante, que el concepto de seguridad es relativo, entonces pensaríamos diferente sobre el futuro. Si todo es cambiante, entonces el sufrimiento también lo es y en algún momento cesa. Y de todas formas siempre podemos elegir si temerle o no, a todo o a nada.

¿Alguien más por aquí piensa en estas cosas? Me parece que sí. Estuve leyendo muchos casos y hablando con psicólogos que te cuentan, sin dar nombres, sobre pacientes con una vida “normal”. Hombres con hijos que trabajan en una oficina, por ejemplo, que de repente sienten una angustia enorme o tienen ataques de pánico y no entienden por qué. Cada uno tiene su por qué, pero algunas veces tiene que ver con estos miedos y con el verse encerrado en un círculo homogéneo que no se detiene. Como si fuéramos hámsteres corriendo en una rueda que siempre se ve igual y nunca para.

Cárcel de Ushuaia

¿Esto es la vida? ¿Por qué la angustia y la sensación de cárcel? Esa es la mente, somos nosotros, al interpretar al mundo de esa forma. Sería más un “me siento encarcelado” o “me siento angustiada” que un “soy o estoy”. No sos eso y la cárcel no existe realmente, aunque la veas allí. “Los anteojos, todo depende de los anteojos. Las dolencias no son distintas”, diría un amigo.

Como verán son todos miedos al futuro. Miedos por tener la cabeza fuera del presente. Porque si tuvieras una dolencia en el presente estarías enfocado en sanarla o solucionarla, no en un miedo. Los miedos son al futuro. Se generan a partir de una posibilidad que aún no es. ¿Cómo se “cura”? Supongo que hay al menos dos formas. Supongo.

La primera que se me ocurre es ver qué haría que uno se sienta más cómodo con el futuro. Por ejemplo, ponerse a trabajar duro y tener una buena cuenta bancaria para hacer frente al menos a la parte económica. Si tus preocupaciones giran más en torno al proveer emocional, ésta no cuenta. Además, trae otros miedos y otros problemas a futuro porque nada es seguro en esta vida y todo cambia constantemente. La impermanencia es buena si se la ve positivamente y en profundidad, sino te da más miedo.

La segunda forma es vivir con la cabeza en el presente. Esto no quiere decir ser irresponsable. Quiere decir solucionar los problemas reales y no traer al presente problemas irreales que aún no sabemos si pasarán. Solucionaríamos los miedos de un saque. Los cortaríamos de raíz. Adiós yuyos mentales.

¿Cómo? Creo que una de las bases de la meditación es esa. Entender y disciplinar la mente. ¿Es aburridísimo? Depende para quién, pero siempre es mejor que la angustia al largo plazo. Lo más importante: No trae “efectos secundarios no deseados” como la primera y como muchos de los medicamentos que te dará el médico si no haces algo.

¿Y qué tiene todo esto que ver con viajes? Mucho, al menos con el mío. Porque como expliqué desde el principio, mi viaje es uno de autodescubrimiento, de crecimiento interno a través del movimiento y de otras culturas. Es una mirada hacia afuera pero también hacia adentro. Por eso entre lugar y lugar les comparto un poco de lo que me pasa.

Lo que les cuento ahora, es el resultado de seis años de viaje y el tipo de vida que llevo. Aunque quizás hubiera llegado aquí de todas formas. ¿Seis años es demasiado para aceptar algo tan básico? Creo que los miedos y los trucos de nuestras mentes van cambiando con la edad y con los que nos pasa. No hay tiempos, no hay un “demasiado” para sentir, aprender y modificarnos.

“Tienes una infinita libertad para darte forma todo el tiempo y contribuyes a dar forma al mundo que te rodea”, según su santidad el Karmapa, Ogyen Trinley Dorje. Una infinita libertad de decidir cómo actuar y cómo interpretar y sentir aquello que acontece. Y eso es importante por uno, pero también porque contribuimos a dar forma a lo que está alrededor nuestro.

Terminé mi blablabla. Empezó un poco triste, pero repuntó. Compartirles me da positivismo y confianza. Me hace estar más en el presente. Desvanecí lo que cargaba y me siento liviana. Al compartirles me sale el positivismo y me lo autocontagio.

¿A ti qué te da miedo? ¿Tu cabeza está más en el pasado, el presente o el futuro? ¿Encontraste una forma de difuminarlo hasta que desaparezca?

sonrisas cartoneros Asia Indonesia

Check Also

Capadocia para todos los presupuestos

Guía de Capadocia para todos los presupuestos

Estuve tres meses viviendo en Estambul, la capital de Turquía, y recién cuando una amiga …

29 comments

  1. El miedo surge de la sensación de separatividad.
    Es una creacion del ego.
    Sumergido en el amor a todo, desaparece.
    Ram Dass

    • Así es Edu. Y como cuesta deshacerse de ese ego.

    • Quizás sean ciertas las crisis hectarias… Entré en el umbral de los 30 y me han aparecido como por arte de magia (ese famoso click) esos dos personajes a los que al menos antes no les daba la envargadura que ahora a veces en momentos de debilidad espiritual les doy llámesen Pasado y Futuro. Pero me gusta haberte leído Guadalupe porque estoy en esta etapa de «perfecciónamiento del ser» analizando, hablando y repesandome muchas veces al momento más con el foco del autojuzgamiento a veces a decir verdad, pero que me siento aliviado de saber que colaborandome todo recupera el olor, el color y el sabor. Te agradezco por compartir estas partes tu vos al beneficio de un montón de desconocidos.

      • 🙂 Me alegra que mi granito de arena le haga bien a alguien. A mí me hacen crecer mucho algunos textos budistas… son muy filosóficos pero tienen una aplicación cotidiana potente. Abrazos Eze!

        • Muchas gracias! Y disculpas por los horrores de escritura… Faltó el doble check jaja abrazo grande y voy a investigar esos textos.

  2. Esteban alejandro jaime

    Creo que ese miedo es consciencia de lo efímero que somos. Al estar viajando te das cuenta de ello por las historias de las personas que te encontras en el camino. Tu también has pasado experiencia durísima en el último accidente que tuviste. Has comprobado que en la vida podés estar arriba de tu motocicleta disfrutando del viaje y al otro día levantarte en un hospital y un ángel cómo kimie literalmente te limpiará tu trasero sin poder si quiera mover tu mano.
    Pero no debes preocuparte en un momento así estuvo kimie el futuro aparecerán más Ángeles para ayudarte a levantarte y continuar tu viaje.
    Mírate ahora en un monopatín en España. Te reinventas siempre Guadalupe aunque a veces no lo notes. Siempre hay alguien para darte una mano.
    Por cierto saludos a la brasileña kimie un amor de ser humano.

  3. Muy buenas tus notas , hace a la vida misma que el futuro resulte incierto .

  4. Querida Guada

    Creo que voy a ser conciso para explicar mi sentir sobre un tema tan complejo y más complejo aun cuando nuestros espíritu inquieto toma conciencia de nuestra existencia y el pasar de la misma en esta aventura llama vida e ahí donde surgen las mil y una preguntas las cuales por lo general son difícil de encontrarles repuestas concretas y menos que sean las deseadas o por nosotros imaginadas, en mi caso entendí la importa de encontrar el sentido de mi existencia, el principio y el final de mi vida, final que no conocemos ni encontramos entonces el futuro ya no me preocupa tanto como antes y pasó a importarme más el presente y es así que el presente es el momento más importante que tengo y me toca vivir ahora mismo y ese instante fugas llamado presente es el camino que desemboca en el mañana, así somos artífices en gran medida de nuestro futuro por supuesto más allá de todo lo que escapa a nuestra posibilidades pero la forma de saber donde estamos parados y hacia donde vamos bien lo dice esta reflexión para tener muy en cuanta… «Si tu futuro no te entusiasma y motiva, estas en el presente equivocado».

    Con mucho cariño. Buenas rutas para todos

  5. Hola Guada primeramente agradeciendo por tu articulo, siempre es un placer para el alma, y como seres humanos hemos sentido miedo, es algo constante que aveces nos limita, cada ser lleva consigo sus propios temores en mi caso es un miedo ala vejez pero no ala física sino ala espiritual el perder las ganas de vivir d disfrutar la vida de caer en ese rueda de la que tu hablas donde todo gira en el mismo sentido, el depender, ese miedo a no volver a ser tus cosas por ti mismo, por eso te invito a que disfrutes cada momento de tu vida, que no pierdas esa alegría que se siente cuando emprendes algo nuevo, y que la felicidad esta en esas pequeñas cosas que nos hacen la vida, recuerda buscar en lo mas mínimo. un abrazo fuerte desde bogotá colombia.

  6. Estimada Guada. En los pocos de tus vdeos que he visto, y en otros pocos textos que te he leído, he conocido a una chica formidable, valiente, comunicativa y de gran sensibilidad. Y ahora relatas un momento de debilidad, nada inusual en cualquiera. Sabemos que no hay recetas mágicas para vencer el miedo, aunque hay modos de aligerarlo. Leí unas palabras del hace poco fallecido Eduard Punset que decía que los amigos y la familia son los mejores fármacos.
    No creo que te diga nada que no sepas, aunque por si lo desconoces te sugiero una lectura muy amena y edificante de un clásico del psicoanalista y filósofo Erich Fromm: El arte de amar.

    • Gracias Xabier por la recomendación, me lo acabo de bajar. 🙂 Con el tiempo, a pesar de ser muy hermética y por eso me sienta bien escribir a solas, me di cuenta que compartir aquello que llamamos debilidades (que no lo son realmente depende qué hagamos con ellas) ayuda no solo al que las comparte sino a los receptores. Todos pasamos por cosas parecidas y pensamos que estamos solos o somos únicos en ello. Saber y aprender del otro en el mismo camino, aunque con matices, acelera el crecimiento y la sanación. Al menos eso creo. 🙂 También a solas observándose y meditando sobre ello… son dos fórmulas para algo parecido. Abrazo!!!!!

  7. Hola Guada, lindo texto, todos tenemos miedo y claro que nos preguntamos. Para mi es normal son parte de la vida, me permite sentirme alerta a lo que me toca vivir, a veces sale bien y otras no. todo es un aprendizaje y con el tiempo vas adquiriendo experiencia y seleccionas aquello que es tu interés y lo que va al fondo. Con respecto al cuidado te lo tenes que generar vos en todos los sentidos y vivir acorde con lo que siento, quiero y deseo cierto que no es siempre asì, se aprende caminando, ensayo y error. Un saludo

  8. Excelente artículo, por mi parte viaje mucho y pude darme cuenta que en realidad no viajaba si no que me escapaba, de Mi? De mis viejos? De mis amigos?
    Gracias a una gran instropeccion pude entender que me escapaba de mi, de mi historia familiar. Por suerte y gracias a la terapia pude agarrar las riendas de mi vida y ahora sigo viajando, (por la vida) y acompañado de una hermosa familia!… Saludos! La vida ea un viaje! Pero para adentro!. (Esa es mi experiencia)

    Nota. Muy lindo lo que haces….

  9. Yo recuerdo a mis 32 años con alegría que me voy a morir, y eso me entusiasma a seguir con más proyectos, a sacarme miedos e ir para adelante como un león hambriento, solo aquí, solo en el presente. Si traigo el futuro es por algo que puede ser potencialmente real, pero rapidamente planteo la solución a la posible situación y solo, sigo para adelante, entusiasmado, loco en el buen sentido, y en mi caso… recordar que voy a morir hace que todo tenga magia en el presente. (Sin ser irresponsable).

  10. Buenas Guada!

    No creo que tus miedos sean muy diferentes al resto de personas que vivimos en occidente…todo lo que dices es algo natural y que compartimos muchos de nosotros! Asi que…no estás sola en esto! Jajajaja personalmente dejé de tener esos miedos no pensando en ello y viviendo el presente…presente responsable pero presente…hay cosas que no dependen de nosotros por mucho que las pensemos o luego resultan diferentes a lo que habiamos pensado…por eso cuando se presenta el problema intento hacer frente de la forma más correcta y optimista…pero hasta entonces sigo con el presente…si no nos angustiamos por cosas que ni siquiera han llegado y que se escapan a nuestro control. Mi mayor miedo ahora?? No disfrutar de la vida o no sacarle el mayor provecho…por eso eres un ejemplo para mi jajajaja. Acabo de descubrirte pero estoy seguro que resolverás cada situación futura de forma magnífica, tu forma de pensar, tu forma de vida y tus logros me dicen eso…sabes un secreto? Te admiro como mujer y como persona, seguro que podras hacer frente a todo. Gracias por ser asi…besos desde España!

    • Gracias Daniel! No es algo que uno dice muy seguido lo que admira algo así que me lo tomo como algo serio y feliz aunque no lo comprenda mucho porque aún me queda un gran camino por delante en cosas que aprender. Creo que es un ida y vuelta, yo escribo y aprendo con sus respuestas o me dan valentía. Lo de sacarle provecho a la vida plantea la pregunta de qué es eso… cómo… Para mí es el crecimiento interno y me ayuda mucho el budismo a crecer a pasos más grandes. Cada uno encontrará su camino. Abrazo enorme desde… España. 🙂

  11. ¡¡¡ muy » inspirador Guadalupe » !!!, me recordó aquello que dijo un escritor famoso, «he pasado la mayor parte de mi vida, temiendo que ocurrieran cosas, que JAMÁS ocurrieron» . Y así pasamos por esta vida «invadidos» por los temores. ..!!!

  12. jairo garcía

    Tengo muy presente al Dalai Lama con sus días:ayer, mañana y hoy.Hoy tengo a una Valiente Dama que me interroga y me agrada su juventud, porque aún interrogas, preguntas y piensas.Sé consciente del Ahora; Hoy es el día.Un gran abrazo y gracias por tus notas, me animan.

  13. Daniel Martinez

    Muy identificado con este posteo. La meditación frecuente, ejercicio, la mejor medicina!
    Ahi tengo la moto esperando las alforjas para un paseo por la Patagonia. Abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.