Home / Países / Asia / Derviches giratorios y sufismo – Turquía

Derviches giratorios y sufismo – Turquía

ORIGEN DE LA PALABRA SUFISMO

Desde principios del siglo XIX, en lenguas occidentales al misticismo islámico se le llama sufismo. Sufismo deriva del término árabe ṣūfī que deriva de ṣūf: lana. Se trata de una referencia a la prenda de lana de los primeros ascetas islámicos. También se conocen como taṣawwuf (vestirse de lana), «los pobres», fuqarāʾ y, en persa, darvīsh. De estas dos últimas derivan las palabras inglesas fakir y dervish.

Derviche giratorio Turquía

QUÉ ES EL SUFISMO Y POR QUÉ LOS ATACAN

El Sufismo es una rama mística y ascética del islam en la que sus miembros (sufíes) buscan encontrar la verdad del amor y el conocimiento divinos a través de la experiencia personal directa de Dios. Se trata de distintos caminos místicos planeados para facilitar la experiencia de la presencia del amor divino y la sabiduría en el mundo.

¿Por qué ascética? Porque la práctica sufí se centra en la renuncia a las cosas mundanas, la purificación del alma y la contemplación mística de la naturaleza de Dios. El sufismo enfatiza la experiencia personal con lo divino en vez de las enseñanzas de los eruditos religiosos. Los sufíes son miembros de la división sunita o chií del islam, aunque la gran mayoría son sunitas.

La confusión sobre el sufismo es común incluso entre los musulmanes. La visión predominante del islam sufí es la de «amor, paz, tolerancia», lo que llevó a que se convirtiera en sinónimo de “islam de la paz”. Sus actuales miembros aprecian la tolerancia y el pluralismo, que perturban a los extremistas.

Feisal Abdul Rauf, imán (clérigo), autor y activista sufí estadounidense, dijo: “Es el Islam, pero nos centramos en la meditación, en las sesiones de canto, que permiten al musulmán tener el corazón abierto. Los mitos que las personas tienen sobre los sufíes son análogos a los mitos que las personas tienen sobre los musulmanes”.

Alrededor del siglo XII el sufismo fue un pilar del orden social en la comunidad islámica. Se extendió en todo el mundo, incluso en China, África y Estados Unidos. Durante su expansión, adoptó creencias locales de cada cultura adoptando formas singulares.

Hoy en día, mientras que a los occidentales nos metieron en la cabeza que musulmán es sinónimo de terrorista, los sufíes también soportan ataques dentro de su propia comunidad islámica. Los fundamentalistas y extremistas ven el sufismo como una amenaza y a sus seguidores como herejes o apóstatas a causa de la reverencia hacia los santos, común entre los chiítas, entre otras cosas. Los santos no eran parte de la práctica original del Islam en la época del profeta Mahoma, que murió en el año 632.

En el pasado, incluso las redes terroristas como Al Qaeda y el Califato Islámico han debatido si está justificado matarlos. El Califato Islámico fue responsable de ataques brutales contra los sufíes.

EL CAMINO SUFISTA MUY RESUMIDO

El camino (ṭarīqah), comienza con el arrepentimiento. El guía místico (shaykh o pīr) acepta a un discípulo (murīd) y le ordena que siga prácticas estrictas de asceta y determinadas fórmulas para la meditación. El maestro le enseña la lucha “contra el alma inferior”, que no debe ser asesinada sino domesticada. El discípulo pasa por varios estados espirituales (maqām). Por ejemplo, el arrepentimiento inicial, la abstinencia, la renuncia, la pobreza, la paciencia, la gratitud y el consentimiento que es la aceptación amorosa de cada aflicción.

El camino culmina en maʿrifah (conocimiento interior) o en maḥabbah (amor). Este es el tema central del sufismo desde el siglo IX que implica una unión de amante y amado. Esto fue rechazado por los ortodoxos para quienes el «amor de Dios» significaba obediencia.

El objetivo final del entrenamiento es fanāʾ (aniquilación): Asumir las cualidades de Dios. Es muy difícil de entender el concepto; se refiere a un estado donde el “yo” está completamente borrado. El místico logró la transformación y actúa como un testigo vivo de Dios o continúa el «viaje en Dios». Al igual que en otras prácticas como las del budismo (que no se debe confundir con una religión), el objetivo final del sufismo es extinguir el yo y acercarse a Allah (Dios) durante esta vida, en lugar de tener que esperar hasta después de la muerte.

Uno de los medios utilizados en este camino es la oración ritual, o dhikr (recuerdo). Consiste en la repetición de uno o de todos los nombres de Dios, del nombre Alá o de una determinada fórmula religiosa, como la shahādah (la profesión de fe): «No hay Dios sino Alá y Mahoma son su profeta”.

Los sufistas utilizan mucho el canto, la literatura, la danza y la repetición como formas de meditación. Dichas prácticas son vistas como no islámicas o heréticas por ortodoxos de otras sectas musulmanas, que desaprueban la canción y la danza como distracciones. Los sufíes eran considerados los más «liberales» de las órdenes islámicas.

QUÉ SON LOS DERVICHES GIRATORIOS

Algunas órdenes sufíes utilizan prácticas basadas en el canto o en el baile para alcanzar un estado de trance natural y experimentar la unidad con Dios. Los derviches giratorios, que bailan girando en círculos, tienen su origen durante el siglo XIII en Turquía, uno de los momentos más importantes de la historia islámica. Pertenecen a una rama sufista que fue fundada por Jelaluddin Mevlana Rumi (1.207-1273), de quien proviene el nombre de Mevleví, con el cual se conoce a esta congregación religiosa.

La ceremonia que realizan es conocida como Sema. Apenas entran al templo, llevan un sayal negro que simboliza la tumba. Cuando se la sacan, quedan vestidos de blanco, color que simboliza la mortaja (sábana en la que se envuelve a los muertos para enterrarlos). Al girar, colocan su mano derecha hacia arriba para recibir la energía del mundo espiritual y la izquierda hacia la tierra para compartir esa energía. Antiguamente, el sheik (el que los guía) representaba al Sol y los danzantes a los planetas, logrando el cosmos.

Los mevleví, o derviches giratorios, creen que en su ceremonia el alma deja el cuerpo y se desprende de sus ataduras terrenales (representadas por el sayal y el traje blanco), accediendo a Dios. Giran hasta que todo se desdibuja, ya nada importa y el ego se desintegra.

La danza de los derviches giratorios influyó en las artes del Islam en el Imperio Otomano. Europa en esos siglos recién se estaba recuperando de la peste negra y las cruzadas. Pero su mayor influencia fue en la música. Rumi creía que era la única arte capaz de elevar al hombre hasta Dios llevándolo a un trance hipnótico. Incluso hoy en día hay grupos dedicados a la música sufí. Aunque por escuchar dicha música no nos iluminaremos ni entraremos en trance, para ello hace falta un entrenamiento exhaustivo guiado por un maestro.

Aún me maravillo de todos los puntos en común que encuentro entre las diferentes filosofías espirituales, prácticas y religiones. No sé por qué con lo pequeño que es el mundo y como nuestra mente tiende a ir sola hacia los mismos lugares. ¿A ti te resulta también maravilloso?

Derviche Turquía

KONYA Y LOS DERVICHES GIRATORIOS

Konya es una ciudad turca de Anatolia, a 630 km al sur de Estambul, que fue el hogar del maestro Mevlana Rumi, fundador de la rama sufista de los derviches giradores.

Los derviches son el símbolo más conocido de Turquía y la Sema, la ceremonia de los derviches, es parte del patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO desde 2008.

Alrededor de 2 millones de personas visitan anualmente el santuario y antiguo monasterio de Konya, donde vivió el poeta y filósofo persa Mevlana Jelaleddin Rumi (1207-1273). Sus poemas y canciones fueron traducidos a más 20 idiomas.

El Festival Mevlana, que consta de una semana de danzas derviches en el Centro Cultural Mevlana hasta el 17 de diciembre, es tan conocido que incluso se difunde en cadenas internacionales como la CNN. Si quieres más información sobre la ciudad visita la página de turismo del gobierno turco.

Rumi escribió en el Rubaiyat en Quatrain 305: «En el camino del buscador, los sabios y los necios son uno. / En su amor, los hermanos y los extraños son uno. / ¡Continúa! ¡Bebe el vino del Amado! / En esa fe, los musulmanes y los paganos son uno».

Check Also

Elegir seguro de viaje primera clase

CÓMO ELEGIR UN SEGURO DE VIAJES EFICIENTE PARA UN VIAJE LARGO

Cómo elegir un seguro de viajes Después de una caída en moto en Camboya con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.